¿Cuál es tu vibra?

¿Cuál es tu vibra?

El tercer principio hermético es el de vibración. Su lema es “todo está en movimiento, todo vibra”.

Te invito a visualizar las hélices de un avión. Cuando está inmóvil vemos las astas, dos remos de madera fijos en un eje. De pronto, se ponen en movimiento, van acelerando y en cuestión de segundos ya no vemos nada. Se vuelven transparentes. Eso es lo mismo que ocurre con la alta frecuencia.

El pensamiento positivo, la compasión y el amor vibran a una frecuencia altísima. Sus colores son brillantes, claros, luminosos. El pensamiento negativo, la pena, la ira… vibran lentamente y sus colores son opacos.

Los estados de ánimo vibran y lanzan al espacio esas vibraciones en sonidos y colores. Todos los estados mentales se lanzan al exterior del cuerpo que los crea y van golpeando cuerpos afines como hacen los instrumentos musicales, y estas vibraciones afectan a otras mentes aumentando los estados emocionales y mentales que están a tono con ella. Lo semejante atrae a lo semejante.

Por ejemplo, si te llenas de cólera, lanzas vibraciones de ira que son atraídas magnéticamente por otra persona que está también encolerizada y se aumentan unas a otras. Lo mismo ocurre cuando mantienes tu mente limpia con pensamientos positivos, cuando tus palabras hacen juego con tu corazón, cuando vibras amor incondicional y tu cuerpo físico está ligero, flexible y ágil. ¿A quién vas a atraer? Pues atraerás magnéticamente a personas que resuenan contigo, que están dentro de tu misma frecuencia.

Si llevas una temporada que sólo ves personas cenizas y negativas con cara de fado portugués, la pregunta es: ¿qué estás emitiendo en tu mente y emociones? Abraza la responsabilidad con compasión y entrena el amor. Coge un folio en blanco y escribe diez cosas por las que te sientes profundamente agradecido en este momento. Este ejercicio es sencillo, fácil y para toda la familia 😉

Si por el contrario, sientes que las personas que te rodean son amorosas, positivas, valientes y llenas de vida. Enhorabuena! Estás atrayendo hacía ti a otros seres que te hacen de espejo para recordarte que caminas el sendero de la luz.

Recuerda que este entrenamiento es para toda la vida y que estamos de paso! Suelta el látigo, la defensa, la guerra, la reacción… just play, enjoy, flow… y quiérete mucho J

Un abrazo galáctico y gracias por haber leído hasta aquí

Post a Comment